El BCE califica al Bitcoin como "la mayor burbuja de la historia"

bce, bitcoin, criptomoneda, criptomonedas -

El BCE califica al Bitcoin como "la mayor burbuja de la historia"

El Banco Central Europeo (BCE) ha asegurado que la criptomoneda Bitcoin es "la mayor burbuja de la historia, aunque pese a ello asegura que la utilización de esta divisa no supone un riesgo para la economía ni para los mercados dado que el dinero que se mueve en la actualidad con las criptomonedas es todavía pequeño en comparación con el resto de mercados activos.

En su informe semestral, el BCE refleja que "el gran crecimiento del Bitcoin ha hecho que haya sobrepasado al de las otras burbujas históricas antes de que haya estallado en el presente año 2018, perdiendo el 65% de su valor", un informe sobre Estabilidad Financiera que ha sido dado a conocer este jueves, mismo día en el que los Estados Unidos ha abierto una investigación para tratar la posible manipulación del Bitcoin.

En la actualidad existen cerca de 1600 criptoactivos en circulación, un gran crecimiento con respecto a los 7 que había en abril de 2013, si bien el Bitcoin continúa siendo el de mayor importancia, aunque esta ha ido a menos en los últimos meses y hoy en día representa menos del 40% de las monedas virtuales.

"En la evolución de los precios del Bitcoin se puede ver una volatilidad mucho más elevada que la que se ha podido observar para otros activos tradicionales y productos básicos, hace que quede reflejado el comportamiento general de los precios de todos los activos criptográficos", manifiesta el BCE que también indica que es "poco idóneo" apostar por estos activos como un depósito de valor confiable.

La Fiscalia de EEUU investiga la posible manipulación de Bitcoin

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha decidido abrir, como hemos mencionado, una investigación con el objetivo de comprobar si algunas entidades e inversores están manipulando el Bitcoin y otras criptomonedas. La Fiscalia estadounidense estaría investigando prácticas presuntamente ilegales que podrían influir en los precios, como es la posibilidad de falsificar o dar órdenes falsas para tratar de engañar a otros inversores eincitarles a la compra.