Irán deja de considerar 'criminales' a los mineros

criptomonedas, iran -

Irán deja de considerar 'criminales' a los mineros

El Gobierno de Irán ha reconocido la minería como una industria legítima, un anuncio que llega junto a las recientes comunicaciones por parte del estado musulmán de levantar la penalización a las criptomonedas, lo que ha provocado que el precio del Bitcoin haya batido récords dentro de Irán al mismo tiempo que se aproxima el lanzamiento de su propia criptomoneda nacional para así tratar de evitar las sanciones por parte de otros países, por lo que seguirá así los pasos de su aliado Venezuela, con su criptomoneda Petro.

El Gobierno ve ahora la minería de las criptomonedas como algo que sí es legítimo, aunque el secretario del Consejo Superior del Ciberespacio (HCC), Abolhassan Firouzabadi,dejó claro que la autoridad se encargará de "declarar el marco regulatorio y las políticas finales" para las nuevas startups así como para las empresas del sector durante este mismo mes de septiembre.

El mismo Firouzabadi fue quién aseguró que varios organismos gubernamentales se reunieron para tratar el asunto y se llegó a la conclusión de que la criptografía es una industria respetable y digna, lo contrario a lo que anteriormente se consideraba en el país.

"Nosotros en el HCC damos la bienvenida al Bitcoin, pero debemos tener las regulaciones listas de BTC y cualquier otra moneda digital… Nuestra opinión con respecto al Bitcoin es bastante positiva, pero no significa que no necesitemos regulaciones en este aspecto, porque seguir las reglas dentro de nuestro territorio se debe", manifestó  Abolhassan Firouzabadi.

Irán busca desarrollar y lanzar su propia criptomoneda, que estará vinculada a la moneda nacional, el Rial, además de estar desarrollando su propia tecnología Blockchain de código abierto ofrecida por la red Hyperledger Fabric dirigido por Linux Fundation.

Cuando su criptomoneda sea una realidad se utilizará como token digital para liquidar transacciones dentro de los bancos nacionales así como con sus aliados sin tener que depender del sistema de interbancario global de SWIFT.