La banca española se muestra a favor del blockchain pero es reacia al Bitcoin

banca, bitcoin, blockchain, españa -

La banca española se muestra a favor del blockchain pero es reacia al Bitcoin

La banca española continúa siendo reacia a operar con divisas digitales como Bitcoin, lo que se debe a que su utilización de manera anónima permite financiar actividades de carácter ilegal. Sin embargo, las entidades financieras sí están a favor de utilizar la tecnología Blockchain (cadena de bloques) que utilizan las divisas virtuales.

El Bitcoin, considerado 'peligroso'

Los expertos del sector de la banca consideran que el Bitcoin es peligroso. En un reciente encuentro de analistas financieros que tuvo lugar en la capital de España, se volvió a dejar clara la falta de "predisposición" a operar con divisas virtuales como el Bitcoin, aunque sí han coincidido en que el uso de "blockchain" podría proporcionar una mayor valor a algunos productos financieros.

En este sentido se pronunció Luis Vaello, presidente de la plataforma de pagos Bitnovo, quién manifestó que la banca se muestra reacia al empleo de Bitcoin porque el sistema tiene una vulnerabilidad, al poder realizar los usuarios particulares préstamos "sin la necesidad de recurrir a un intermediario bancario".

En cuanto a la tecnología blockchain se considera que puede aportar mejoras al mundo de la banca tradicional en materia de seguridad. No obstante, fuentes del sector entienden que esta tecnología, a pesar de que tiene un gran potencial, tiene aún que pulirse y seguir con su desarrollo antes de poder ser implementada a gran escala.

Los bancos centrales se mantienen en contra de Bitcoin

Los bancos centrales se han mostrado en los últimos años, desde los orígenes de Bitcoin, en contra de la criptomoneda y el resto de monedas digitales, argumentando estos que estos activos pueden tener problemas relacionados con la protección de los consumidores y los inversores, así como otras preocupaciones vinculados con la evasión fiscal, el lavado de dinero o la financiación criminal.

De esta manera las entidades financieras continúan mostrando su repulsa hacia las criptomonedas.