VeChain utilizará 'Blockchain' para combatir falsificaciones de vino

blockchain, vino -

VeChain utilizará 'Blockchain' para combatir falsificaciones de vino

La tecnología Blockchain tiene un gran potencial en numerosos ámbitos, lo que hace que cada vez sean más las empresas de diversos sectores las que deciden apostar por las cadenas de bloques para sus actividades comerciales. En esta ocasión es la startup china VeChain la que ha dado un paso más allá probando esta tecnología como forma para poder verificar la cadena de suministro del vino y así poder hacer frente a las falsificaciones de la bebida.

En la actualidad, la industria del vino en China tiene un valor cercano a los 2.800 millones de dólares, si bien desde el South China Morning Post se asegura que la población china consume más vinos que dicen ser de Francia que los que realmente lo son, indicando que "la mitad del Chateau Lafite-Rothschild que se consume en China es falso" y que esto ha sembrado dudas entre el público, que tiene una menor confianza en el producto.

Por ello, esta startup con sede en Shanghai ha comenzado a trabajar con un minorista local, probando productos de origen francés, y alcanzó un acuerdo para hacer la entrega del vino tinto de éste de forma verificada a través de su cadena de bloques. Escaneando el código QR del vino, los clientes podrán acceder a la información del mismo, pudiendo conocer detalles acerca de la variedad de la uva, de la bodega, las fechas en las que salió del almacén y fue entregada, un número de declaración en la aduana china y la fecha de suministro a los puntos de venta de DIG en la ciudad.

"La gran ventaja de la tecnología Blockchain es que los usuarios pueden tener una información completa sobre el ciclo de vida completo de una botella de vino en diferentes aspectos, incluyendo el proceso de logística, en los viñedos y con los distribuidores minoristas", ha manifestado Fu Yu, socio de VeChain.

La intención de la empresa es integrar un chip en los vinos de alta calidad mediante NFC ubicado en la zona cerca al tapón del vino. En el caso de que este chip se rompa ya no se podrían escribir o leer datos en su cadena de bloques.

Lo que deja claro es la mayor incidencia a nivel global y en diferentes sectores y ámbitos de las cadenas de bloques, una tecnología que sigue implantándose en algunas de las principales industrias y empresas.